suscríbete al Campus GRATIS
Mapa Mapa Mapa Ayuda
Campus Digital - El primer sitio global de Educación a Distancia en Español
Omitir vínculos de navegación

Peligro de diabetes en niños

Blog de DIPLOMADOS

En el país están aumentando los casos de niños con diabetes tipo II, enfermedad que hasta hace poco era exclusiva de adultos, y que ahora afecta principalmente a menores de edad que sufren de obesidad.

Si se presenta en edades muy tempranas, esta grave patología puede provocar serias complicaciones como hipertensión, alteración en los niveles del colesterol y triglicéridos, enfermedad cardiovascular e insuficiencia renal crónica.

“Esta afección es incluso más peligrosa que la de niños diabéticos tipo I, porque el organismo no responde a la producción de insulina y se presenta un alto nivel de azúcar en la sangre”, señaló Layla Tamer, directora científica de la Nueva EPS.

En Colombia existen entre 7.000 y 8.000 niños con diabetes de los cuales la mayoría se encuentran entre los 15 y 18 años, seguidos por el grupo de entre 11 y 14 años de edad.

Para evitar que estos casos se sigan presentando, el llamado de alerta va dirigido a los padres quienes son los encargados de la nutrición de los niños y de detectar a tiempo síntomas de alarma como orina frecuente, sed constante, pérdida de peso inexplicable, debilidad, náuseas y dolor de estómago.

“El 80 por ciento de los casos de diabetes es por responsabilidad de los padres. En la vida actual, los padres no tienen tiempo para hacer la comida de los niños y les incluyen en las loncheras bebidas con altos contenidos de azúcar” , sostuvo Tamer.

Asimismo, explicó que la diabetes tipo I (hereditaria) es la más frecuente en niños menores de 10 años mientras que la diabetes tipo II -antes exclusiva de adultos- ahora registra un aumento desproporcionado en niños y adolescentes con sobrepeso.

Signos de alarma

Esta son las señales de alarma que hace sospechar la presencia de diabetes en los niños:

Orina frecuente. El niño que padece diabetes necesita orinar con mucha más frecuencia y mayor cantidad de orina, generalmente se siente deshidratado y comienza a mojar la cama cuando antes no lo hacía.

Sed constante: como pierde líquido al orinar siente mucha sed e ingiere líquido en grandes cantidades que no le satisface esta sensación ya que pierde por la orina más de lo que ingiere.

Pérdida de peso inexplicable, a pesar de permanecer con hambre y comer en exceso.
Debilidad.


Náuseas, dolor de estómago frecuente y problemas de la respiración en los casos más severos.

Cursos y carreras por Internet
Copyright © 2008 SinFin International System, SL - Todos los derechos reservados | Política de privacidad | Condiciones de uso